Ana Paula Palazi

Cachaça Maré Alta: un legado de Paraty

  • Publicado hace 4 años

Introduciendo:

La cachaça Maré Alta de Paraty tiene una historia curiosa. Entre sus creadores se encuentra João de Orleans e Bragança, bisnieto de Princesa Isabel. La cachaça cerró sus actividades en 2004, pero fue un hito para la cultura de Paraty, que hasta hoy siente su legado con la ‘Festa da Cachaça’ y el surgimiento de la cachaça Paratiana

Producción de Paraty y cachaça

la cachaza Marea alta Fue producido en la ciudad carioca de Paraty y dejó un legado en la historia de la ciudad, que es una de las cunas de la cachaça en Brasil.

En 1805, la industria de la cachaza en Paraty ya producía y vendía más de 1600 barriles por año (cada barril tiene un promedio de 490 litros). La producción de brandy era tan importante que el nombre de la ciudad incluso se convirtió en sinónimo de cachaça de calidad. John Luccock, un comerciante inglés, en 1818, señaló que Paraty disfrutaba de “un comercio considerable con la capital; su brandy, sobre todo, es muy popular”.

En el siglo XX apareció en la cultura popular la mención de Paraty como sinónimo de cachaça.

“En lugar de tomar té y tostadas, tomó parati” – “Camisa stripada” (1935), canción escrita por los hermanos Valença e inmortalizada en la voz de Carmen Miranda

La importancia de Paraty como polo productor de cachaza hizo que los productores locales fueran reconocidos el 10 de julio de 2007 con el sello de Indicación Geográfica (IG) del INPI (Instituto Nacional de Propiedad Industrial).

La historia de la cachaça Maré Alta

La fecha de fundación de Maré Alta cachaça es un poco confusa, pues se dice que la marca fue creada en los años 1970 por un extranjero llamado Douglas Reid, conocido por los más antiguos de la ciudad como uno de los creadores. del Festival Paraty Cachaça, evento creado en 1982.

Hacia los años 1990, el Príncipe João de Orleans y Bragança, bisnieto de Princesa Isabel y conocido en la ciudad como Dom João, compró el alambique de Reid y dirigió una tímida producción de cachaça Maré Alta, que se vendía en botella de porcelana.

Calles de Parati

En 1997, con la producción de Maré Alta casi paralizada, Dom João conversó con Carlos José Miranda, Casé, un joven entusiasta de la producción artesanal de cachaza y descendiente de productores tradicionales de cachaza, con 3 de los 7 alambiques de Paraty. son parientes.

En ese encuentro, el joven empresario presentó una cachaça que había elaborado como hobby y a Don João le gustó el sabor. En ese momento, João tenía 82 años y Casé 27, pero la diferencia de edad no obstaculizó en modo alguno la asociación que se establecería con una empresa. Casé recuerda la propuesta que recibió del príncipe:

“Me dijo: 'mira Casé, mi todavía está inactivo, pero si quieres hacer esa buena cachacinha ahí, podemos hacernos socios' y ahí surge esta loca sociedad entre un joven de 27 años y una mujer de 82. -Nació viejo”, destaca el humor de Casé.

1999, nueva añada de Maré Alta

La sociedad entre Dom João y Casé funcionó y, en 1998, el joven paratiense se incorporó al alambique y comenzó a producir cachaça en sociedad con el Príncipe. Allí aprendió de Jeremías, el maestro destilador, técnicas de destilación y mucho más sobre los procesos de elaboración de una buena cachaça. En 1999 se relanzó al mercado una versión de la cachaça Maré Alta, con una formulación diferente y un envase más moderno.

La marca tenía dos etiquetas: una para la cachaza añeja que pasó por barricas de roble, y otra para una cachaza blanca, que reposaba sobre madera de maní –lo que no afecta el color de la bebida.

Casé recuerda que los cambios dieron mucha más energía a la marca, que en poco tiempo comenzó a ser reconocida por los medios y expertos, siendo considerada en su momento por el ranking de la revista Playboy como una de las 5 mejores cachaças del país.

“Era una cachaça con mucho cuerpo, muy paratiense incluso a 46 grados GL”, recuerda el productor.

Carlos José Miranda, Casé
cachaza paratiana
Las botellas más modernas de cachaça Paratiana

El fin de la sociedad y la creación de la Paratiana cachaça

En 2003, Casé decidió dejar la empresa para empezar a crear otra marca de cachaça elaborada en colaboración con su hermano, Paulo Eduardo Miranda: hacia Paratiana. De estos 6 años de experiencia en la sociedad Maré Alta, el productor paraty llevó gran parte de su conocimiento al nuevo alambique:

“Paratiana es una cachaça muy parecida a la Maré Alta. Traje una mezcla de roble inglés y francés a la línea oro y la plata está hecha con barricas de jequitibá, que interfiere poco con la cachaza y tiene un perfil de sabor a caña muy presente”, comenta Casé.

Maré Alta cachaça cerró sus actividades un año después de la salida de Casé, en 2004, y algunas unidades de la bebida espirituosa todavía se vendían en emporios de la ciudad y hoy, muy probablemente, aparece en algunas colecciones privadas.

alambique paratiano
Actualmente Casé y su hermano Paulo gestionan la producción de Paratiana, uno de los 7 fotogramas activos en Paraty.

Colecciones

Una selección de los mejores artículos de Mapa da Cachaça sobre diferentes temas

producción de cachaza

30 artículos

Crianza de cachaza

15 artículos

Historia de la cachaza

12 artículos

Cómo degustar la cachaza

18 artículos

Cócteles clásicos

14 artículos

Cachaza y Salud

7 artículos

Colaboradores