Logotipo Mapa da Cachaça transparente
  • Batatais
  • 0 visitados

Sobre SôZé

La sozé cachaça es producida por la empresa Spinagro, donde se reutilizan todos los residuos. 

Laura Vicentini nació en el interior de São Paulo y pasó su infancia entre plantaciones de zonas rurales. Por eso, la elección de su carrera de pregrado no podía ser otra: Ingeniería Agrícola en la Unesp, en el campus de Jaboticabal. En la universidad entró en contacto con el cultivo de la caña de azúcar, lo que cambió su vida profesional para siempre. Hoy es socia y creadora de Spinagro, una empresa de plantones de caña de azúcar, que acaba de crear Sôzé: una cachaça producida de forma 100% sostenible.

Spinagro, con sede en Batatais (SP), produce anualmente 4,5 millones de plantones de caña pre-germinados, que son vendidos a productores e ingenios, dando origen a nuevos cañaverales.  

La empresa fue creada en 2017 por Laura y su esposo, Rodrigo Spina, quien también egresó de la carrera de Ingeniería Agrícola en el campus Jaboticabal, donde se conocieron. Con la evolución de Spinagro, hubo mucho residuo de partes de la caña que no se aprovechaban.

Así surgió la idea de procesar este residuo generando el caldo que llamamos “garapa”, luego este líquido es fermentado y destilado generando la cachaça “Sôzé”. Laura cuenta que contrataron a un maestro alambique para ayudar en el proceso y luego de análisis cualitativos y de sabor, Sôzé fue muy bien evaluado, convirtiéndose en un producto apto para exportación.

El ingeniero comenta: “Nunca me vi trabajando en la producción de cachaza, todo surgió por la idea de reutilizarla. Estoy feliz porque logramos una producción de calidad, ambiental y socialmente sustentable. Aquí en Spinagro, el 60% de las contrataciones son mujeres y buscamos contratar mujeres locales de los barrios económicamente más vulnerables de la región”. 

 

La cachaça también recibió la certificación de Bonsucro, un grupo internacional sin fines de lucro que evalúa el compromiso de los productores de caña con la sostenibilidad ambiental y social. 

 

Economía circular, plantación orgánica y reutilización de todos los residuos.

 

En la finca de Laura, todos los residuos de las plantaciones se reutilizan, ya que la producción se centra en la Economía Circular: un conjunto de técnicas e investigaciones que repensan las prácticas de producción a largo plazo. Esta metodología va en contra del sistema de producción “tradicional”, que funciona de manera lineal y explota excesivamente los recursos naturales.

 

Así, el agua de lluvia se utiliza para limpiar las instalaciones, se produce energía en paneles fotovoltaicos y los residuos que quedan de la plantación de caña de azúcar se convierten en cachaza, mientras que las hojas se convierten en fertilizante. 

 

La plantación tampoco utiliza insecticidas químicos, ya que prefieren bioinsumos, que son una alternativa a los pesticidas. Los bioinsumos consisten en utilizar materiales biológicos, como hongos, bacterias y plantas, para obtener procesos o productos que sean útiles para la sociedad, como fertilizantes y productos para el control de plagas.

Laura explica: “Nosotros manejamos bioinsumos, no porque no creamos en los pesticidas químicos, sino porque logramos niveles satisfactorios de control de plagas con bioinsumos, controlamos todo con productos biológicos”. 

Así, utilizando el conocimiento científico, los procesos de Spinagro pueden ser orgánicos y sustentables. Fue durante sus estudios de pregrado que Laura tuvo su primer contacto con la investigación en plantaciones de caña de azúcar. Además, su formación en la Unesp le ayudó a conseguir una pasantía en la Universidad de Nebraska (EE.UU.), donde también estudió plantaciones de caña de azúcar y productos orgánicos. 

Fotos

Ubicación

anuncio

¡Es mi producción!
  • Precio base ({{ repetirDayCount }} {{ config.calendar.range_mode === 'noches' ? "noches": "días" }})

    {{ priceFormat( pricing.base_price ) }}

  • Total

    {{ priceFormat( pricing.total ) }}

Enviar más información

Colaboradores